sábado, 3 de diciembre de 2011

¿TE AMO?

¿Recuerdas esa vez en la que me dijiste "TE AMO"?
¿Que sucedió luego?
¿Dejaste de amarme así, de la noche a la mañana?
¿O esas palabras solo fueron la ilusión absurda de lo que deseaba escuchar?
Dime, solo contesta, y cuando contestes, asegúrate de que me dices la verdad. La verdad y solo la verdad. Y si algún día reúnes las agallas suficientes para hacerlo, quizás disminuya mi dolor, que parece un poso de agua helada apunto de congelarme y hacerme una persona sin emociones... Sin sentimientos... Sin la real noción de lo que se siente ser herida por las acciones de otro,
por las acciones tuyas... Y también, cuando al fin me digas todo ello, espero que tengas la suficiente dignidad para marcharte, y permitirme ahogarme en ese poso, en ese que creaste en antaño y que, poco a poco, me esta dejando sin respiración, aturdida, inmovil... me esta dejando sin vida. Recuerdame antes, que fui la principal culpable, solo yo y nadie mas que yo, por darte todo lo que tenia y ahora no tengo, por darte incluso mi corazón...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada